DECOUPAGE | MATERIALES CASEROS | METODOS Y TECNICAS

Como hacer tu propio papel de decoupage

30 abril, 2018

¡¡Hola, holaaa!! En este post os enseño a hacer vuestro propio papel de decoupage superfácil y superrápido. Al final del mismo, como siempre, os dejo los materiales ;p 

Seguro que a más de un@ le habrá pasado que ve imágenes en internet que le irían al pelo para alguno de sus proyectos de decoupage, pero claro, no todos los motivos que nos gustan tiene su correspondiente papel de arroz o servilleta lista para usar y crear ese proyecto que tanto nos gustaría. Pues tranquil@s, aquí os traigo la solución definitiva!

En realidad, no es más que imprimir encima del soporte que queramos el motivo que hayamos elegido, pero claro, hay que tener en cuenta varias consideraciones antes de ponernos manos a la obra.

El soporte.

Por lo que hace al soporte, podéis usar el que queráis: papel de arroz virgen, servilletas blancas, partes de otras servilletas usadas o incluso papel de seda.

El papel de arroz virgen, es papel de arroz en blanco, es decir, sin motivo estampado. Es, sin duda, el mejor soporte para este fin pero hay que comprarlo en tiendas especializadas en manualidades y no todas tienen.

En cambio, las servilletas blancas son la opción más económica… Porque, ¿quien no ha visto packs enormes de servilletas blancas en los supermercados? Pues esas mismas uso yo… Otras veces, he usado incluso alguna de las capas que le quitamos a las servilletas que ya tenemos decoradas, ya sabéis, reciclaje a tope!!

Con todo y con eso mi soporte favorito es el papel de seda (papel de china, encerado o albanene). Este es igual de finito que los otros pero es más fácil de trabajar que las servilletas ya que no se rompe con tanta facilidad, además no necesita tanto tratamiento posterior a la impresión. Y por supuesto, comprar este es muy fácil, lo tienen en todas las papelerías.

Muchas veces los papeles de servilleta o los de seda están arrugados o tienen los pliegues muy marcados, en ese caso, podemos plancharlos para dejarlos bien lisitos. Hay que poner el soporte, encima un papel de horno (o papel cebolla, o papel encerado) y planchar por encima. Ya veréis que queda super plano en un abrir y cerrar de ojos.

Los motivos a imprimir.

Una vez escogido el soporte donde vamos a imprimir, lo siguiente es escoger el motivo. Lo podéis descargar de internet, dibujarlo vosotros mismos o escanearlo… Las opciones son infinitas aquí. 

En mi caso, normalmente las descargo de internet, ya sea de Google Images o de Pinterest. Simplemente con el botón derecho del ratón, le damos encima de la imagen y le ponemos Guardar imagen como…, lo guardamos en la carpeta que nos apetezca y con el nombre que queramos ¡y listo!

Para escalar la imagen o cambiarle los tonos, simplemente habrá que abrirla en un programa de edición de fotos (tipo Photoshop, Gimp…) o incluso lo podrías hacer con Word o Power Point

La impresora.

Evidentemente, no nos vamos a comprar una impresora específica para hacer nuestro papel de decoupage, con lo que en este caso, vamos a usar la que tengamos en casa. 

Normalmente las impresoras más compradas son las de inyección de tinta (inkjet) y las de tóner (o láser). Independientemente del tipo de impresora que tengamos, lo si que es recomendable, es que sea de alimentación superior ya que las de alimentación inferior, le dan la vuelta al papel por dentro de la impresora y eso puede hacer que se nos enganche y no salga bien el experimento. Pero tranquil@, si eres de l@s que tiene una impresora de alimentación inferior, que no cunda el pánico, la mía también lo es e imprimo papel de decoupage igual 😉 Simplemente habrá que estar más atentos y saber que puede ser que el papel se quede atascado en el interior…

Por lo que hace al tipo de tinta, sin duda las impresoras láser son las mejores para lo que nos ocupa ya que la tinta no es líquida y por lo tanto, no corremos el riesgo de se que emborrone o se corra cuando la pongamos encima de la cola de decoupage (que por cierto, si todavía no sabes como hacerla casera, pulsa en este link y te llevo volando al post donde te lo explico).

Si por el contrario tienes una impresora de tinta normal y corriente, tampoco hay problema, te voy a dar un tip nortesureño para solucionarlo. Una vez impreso el motivo, dependiendo del soporte usado, le puedes rociar un poco de laca del pelo a modo de protector y fijador de la tinta. Ese tip hay que usarlo cuando hayamos impreso en papel de servilleta blanca, en los otros soportes no es necesario aunque no está de más. Hay que tener cuidado porque no se puede poner mucha laca de golpe ni muy cerca porque esta hace el efecto inverso al esperado. Además, a mi parecer, la laca altera un poco los tonos de la servilleta haciéndolos todavía más oscuros.

La impresión.

Este punto es importante, NO podemos poner el soporte tal cual a la impresora porque no lo va a reconocer o nos va a hacer un estropicio, con lo cual, no nos queda más remedio que “engañar” a la impresora.

Hay que pegar un trozo del soporte de elección con las medidas oportunas sobre un papel normal de impresora (los típicos de 80 gr o menos…). Para pegarlo yo pongo cola reposicionable en tres de los cuatro laterales. Lo he probado con washi tape, celo, con cinta de pintor y cola de barra por debajo y a mí lo que mejor me funciona y lo que me menos me rompe el papel es el boli de pegamento reposicionable.

El pegamento que estoy usando es de la marca Alpino y es un rotulador que contiene cola en el interior. Si ponemos la cola en el papel y pegamos encima enseguida, el pegamento actúa como permanente, si por el contrario esperamos un rato y pegamos encima, el pegamento se vuelve reposicionable y podemos despegar lo que hayamos pegado encima tantas veces queramos. En el caso de las servilletas y del papel de seda, este pegamento es el que mejor me funciona a mi porque puedo sacar la impresión sin romper el soporte, además si tengo que imprimir más imágenes, puedo usar el mismo papel de impresora varias veces.

Es importante también, que solo pongáis pegamento o cinta adhesiva en 3 de las 4 esquinas. Eso ayudará a sacar mejor la impresión sin que se rompa. Y ni decir tiene que hay que pegar el soporte bien estiradito!

El paso a paso.

Una vez vistas las consideraciones oportunas, vamos a ver el paso a paso para hacer tu propio papel de decoupage:

  1. En una hoja de papel normal de impresora, dibujamos 3 de las 4 esquinas con un rotulador de pegamento reposicionable y dejamos secar.
  2. Escogemos la imagen que queremos imprimir, la guardamos, la escalamos y modificamos los tonos si procede.
  3. OPCIONAL: Planchamos el papel para que esté bien liso.
  4. Recortamos las medidas que necesitamos en papel de seda, servilleta blanca o papel de arroz virgen.
  5. Pegamos el soporte recortado encima de la hoja de papel común que habíamos encolado en el paso 1.
  6. Imprimimos nuestro motivo.
  7. OPCIONAL: si hemos usado servilletas de papel, rociamos la imagen con laca en spray para el pelo y lo dejamos secar 24h.

¡Y eso es todo! ¿Fácil verdad? Además el resultado es muy  correcto, fijaos en mi impresión.

¿Te gustaría saber para que voy a usar estas impresiones? Pues estate bien atent@ que en un par de días colgaré un post en el blog enseñandote como he usado estas flores!

Espero que te haya gustado y si te animas a seguir este paso a paso, mándame tus fotos, tus comentarios y tus impresiones para que vea lo bien que te ha quedado. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, déjame un comentario más abajo y lo responderé con la mayor brevedad posible.

Muchas gracias por tu visita, suscríbete para no perderte nada si todavía no lo has hecho, y como decía Albert Einstein, “La creatividad es contagiosa, ¡pásala!”, así que comparte este post en tus redes sociales para que se pueda contagiar más gente.

Un abrazo, ¡hasta pronto!

Materiales usados:

  • Servilleta blanca, papel de arroz o papel de seda
  • Motivo a imprimir
  • Impresora (si es láser, mejor)
  • Rotulador de pegamento reposicionable
  • Laca en spray para el pelo (opcional)
  • Plancha (opcional)
  • Papel de horno (opcional)
  1. Espectacular tus vonsejos. Claros y realizables. Me encantan. No me drdico a esto pero me gusta muchisimo hacer algunos decoupages. Asi se abaratan los costos dobre todo al no comprar al por mayor.graciasMague

  2. Fuí a un establecimiento para que me hicieran las fotocopias en servilletas, yo lo llevaba todo preparado pero no se pudo hacer, siempre salía el papel roto.

    1. Hola Mayca, la verdad es que yo nunca he probado de hacerlo en un establecimiento, siempre lo he hecho en casa y a mi me funciona… ¿Has probado en tu impresora? Gracias por tus comentarios. Un saludo!!

  3. Hola!! Me ha encantado tu post! Súper interesante, utilize la tecnica para transferir una imagen en madera pero no lo había pensado hacerla servir en decopatch! Que gran idea!
    Saludos! 😘

  4. Olá, Judith! Que lindos teus projetos! Estarei acompanhando! Sou brasileira e amo todas as em decóupage! Gracias por tudo!!

  5. Gracias, por estos datos, no tenía idea en qué se podían hacer en casa.los ocupo bastante y reduciré mis gastos haciéndolos en casa.

  6. Que linda Judith, me encanta todo esto. Nunca he hecho nada de decoupage, pero quiero atraverme. Ahí le comunicaré cuando pueda hacer algo. Un abrazo fuerte desde Costa Rica. Seguiré sus pasos.

  7. La laca sí que desmerece los colores, al final. Lo mejor, según mi experiencia, es utilizar fijador para carboncillo o otro tipo de medio (en tiendas de bellas artes). No es lo más económico pero dura bastante para compensar. Petonets.

    1. Hola Neus,
      tienes razón, la laca altera los colores pero no sabía otro producto que pudiera ayudarme en ese aspecto. Compraré el fijador de caboncillo que me comentas y probaré a ver qué tal!! Muchas gracias por tu aportación!!
      Petonets

      Judith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: