BLOG | DECOUPAGE | HOMEDECOR

Cutting board decorado con decoupage y pasta de textura

1 marzo, 2018

Hola a todos! ¿Qué tal?

Ya estoy aquí con mi primer tuto de mixed media. Se trata de un DIY super original hecho con la técnica del decoupage y relieves con pasta de textura. Lo que hoy os traigo es una cutting board (o tabla de cortar alimentos de cocina) decorada con estilo romántico con un toque vintage envejecido muy sutil. ¿Te ha gustado y quieres saber como hacer una? Pues sigue leyendo que te cuento como lo he hecho y al final del post te dejo una lista con todos los materiales que he usado.

La verdad es que ya tenía ganas de hacer algo de mixed media pero no quería que fuera la típica manualidad en cajas de madera así que busque un soporte que fuera un poquito más original y se me ocurrió que podría alterar una cutting board (tabla de cortar alimentos de cocina para los amigos 😉 ). 

El primer reto fue encontrar una que no fuera muy cara y tuviera la forma que yo buscaba (no sabéis lo que me costó). La mía tenía unas medidas aproximadas de 34 cm de largo * 18 de ancho y 1.5 cm de alto. Además por detrás tenía una tabla de pizarra. Creo que más que una tabla de cortar la mía era una tabla de servir. 

Lo primero que hice, es poner cinta de carrocero por todo el borde y toda la zona central de la pizarra para no mancharla.

Además, como la tabla estaba barnizada y el color de la madera era bastante intenso, tuve que darle un par de capas de gesso para que la pintura agarrara mejor y el color de la misma fuera más uniforme e intenso. ¿No sabes lo que es el gesso, como prepararlo o para que sirve? ¡Pulsa aquí que te lo cuento! Yo lo apliqué con una esponjita y a toquecitos.

Esta capa de imprimación hay que dejarla secar muy bien, pero como yo soy ansia viva, me ayudé de la pistola de calor para acelerar el proceso. 

Con la capa de imprimación dada, pinté los bordes y la superficie de la tabla con pintura acrílica gris. Hay que asegurarse que esta capa queda homogénea y bien dada porque esto será nuestro fondo. En este caso también la apliqué con esponjita y a toquecitos para conseguir una mayor cobertura y minimizar los brochazos.

Atención: no hay que pintarlo todo, pues cuando vayamos a hacer el deocoupage, lo idóneo es que la zona donde tengamos la imagen quede en blanco.

Para saber hasta donde tenía que pintar, puse la imagen que quería impresa en papel común en la zona donde la colocaría y así pude delimitar la zona. En los bordes de la imagen hice un degradado más clarito con pintura gris mezclada con blanco para que la transición no fuera tan brusca y las flores quedaran más integradas con el fondo. Una vez tenemos el resultado que nos interesa retiramos el papel de guía.

Esta capa de pintura hay que dejarla secar muy bien, así que yo lo dejé secar de un día para otro. 

Con el fondo de la tabla pintado y el espacio para el decoupage delimitado, ahora es el turno de la decoración. Yo le puse un decorado de rosas rosas que imprimí yo misma en papel de servilleta.

Próximamente subiré un post de como hacer nuestras propias láminas de decoupage con la impresora en la sección de Materiales Caseros de la pestaña How to..?. ¡Estad atent@s para no perderos nada! Y si no quieres estar revisando el blog, suscríbete y cada vez que suba algo te aviso 😉

La imagen la descargué de Pinterest, en el ordenador modifiqué los tonos y el brillo y el contraste para que me quedara como yo quería y la imprimí con la impresora láser en una servilleta de papel.

Con cola de decoupage pegué la servilleta a la tabla y, antes de que se seque y sin tocar con las manos el papel, coloqué un trozo de film transparente (del que usamos en la cocina para los alimentos) encima y con un paño limpio presioné para que se pegara la servilleta.

Atención: para que no salgan burbujas, hay que presionar siempre des del centro hacía las esquinas para que el papel no se arrugue. Una vez la servilleta ya está pegada podemos retirar el film y dejamos secar al aire o con la pistola de calor.

Cuando el decoupage ya esta seco, hay que retocar con la pintura gris y la gris+blanco los bordes para integrar más la servilleta y que no se noten los bordes. Yo lo hice con la misma esponjita que había usado para el fondo.

Con la pintura ya seca, vamos a terminar la decoración con un stencil y pasta de textura. Para el stencil usé uno que me fabriqué yo misma con un porta documentos y la portrait. La pasta de textura que usé es la misma que os puse en esta receta del blog.

Coloqué el stencil en los laterales sin tocar la imagen central y con ayuda de una tarjeta (también podéis hacerlo con una espátula) extendí la pasta de textura. Una vez tenemos el grueso de pasta de textura deseado, con mucho cuidado, levantamos el stencil, lo limpiamos y lo ponemos donde queramos seguir aplicando relieves.

Es muy importante que tengáis en cuenta que la pasta de textura solamente se puede aplicar en una dirección, si la ponéis extendiéndola en diferentes direcciones, ésta se meterá por debajo del stencil y la figura no quedará definida.

Una vez tuve toda la pasta de textura puesta donde yo quería, le pasé un poco la pistola de calor para acelerar el proceso de secado pero igualmente lo dejé sin tocarlo toda la noche para que se endureciera bien y los bordes quedasen totalmente definidos.

Como veis, solamente así ya quedaba genial pero a mi me gustan las cosas un poco más vintage y decidí envejecer los relieves con un poquito de tinta Distress en el color Antique Linnen.

La apliqué con una esponjita a toquecitos haciendo hincapié en los laterales (quería mantener el degradado hacía el centro intacto y resaltar el efecto). En los relieves del centro casi no apliqué tinta para que quedaran lo más blancos posible y que el envejecido se viera degradado del centro hacia los laterales donde el efecto fuera más dramático.

Teniendo la cutting board ya decorada, y a fin de proteger nuestro trabajo, le di a toda la superficie una capa de barniz ultramate “La Pajarita”, eso evitará que con el tiempo se desgaste o se ensucie.

Una vez seco, hay que quitarle toda la cinta de carrocero que pusimos en la parte con pizarra. También le añadí una cuerda en el agujero para poderla colgar. 

Y con eso acabé mi proyecto ¿que te parece? Si te ha gustado y te animas a hacerlo, mándame tus fotos para que vea lo bien que te ha quedado.

Si tienes alguna pregunta o sugerencia, déjame un comentario más abajo y lo responderé con la mayor brevedad posible.

Muchas gracias por tu visita, suscríbete para no perderte nada si todavía no lo has hecho, y como decía Albert Einstein, “La creatividad es contagiosa, ¡pásala!”, así que comparte este post en tus redes sociales para que se pueda contagiar más gente.

¡Bye bye!

Materiales usados:

  • Cutting board o tabla de cortar de cocina
  • Cinta de carrocero
  • Gesso casero low cost –> Receta aquí
  • Pintura acrílica gris
  • Pintura acrílica blanca
  • Servilleta decorada o impresión del motivo de nuestra elección
  • Cola de decoupage
  • Film transparente
  • Stencil
  • Pasta de textura casera low cost –> Receta aquí
  • Tinta Distress Antique Linen
  • Un trocito de cuerda
  • Barniz ultramate “La Pajarita”
    1. Mil gracias por tus palabras Blanca! Un placer compartirlo con vosotros. Si no te quieres perder nada más, suscribete al blog y cada vez que suba algo te aviso 😉 Un saludo y gracias por tus comentarios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: