BLOG | DECOUPAGE | DÍA DE LA MADRE | HOMEDECOR

Set de cuatro cuadritos florales hechos con decoupage

11 septiembre, 2018

¿Cansad@s del típico proyecto de cajita decorada con servilletas? Te entiendo… aunque queden super resultonas al final siempre lo mismo cansa… ¿Que te parece si cambiamos de proyecto y hacemos un set de 4 cuadritos florales que van a decorar con encanto cualquier parte de tu casa? Te gusta la idea, ¿verdad? Pues sigue leyendo que te digo como he hecho los míos y como siempre, al final del post te dejo una lista con todos los materiales que he usado.

La verdad que cuanto más miro este set de 4 cuadritos, más me gustan… Y ya veréis que en realidad son muy facilitos de hacer, con lo cual, eso le suma belleza. Para empezar, debéis saber que mis cuadros están hechos en madera MDF pero tu puedes usar la que tengas o la que te guste más.

Vamos a necesitar 4 cuadrados de madera MDF de 20 cm de ancho por 20 cm de largo. Yo compré una plancha grande y mi marido me los ha cortado a la medida que le he pedido pero seguro que si se lo decís a quien os lo venda, también os lo cortará a la medida que le digáis.

Preparación del soporte.

Lo primero que hice una vez tuve los cuadrados de madera fue limpiarlos bien con un trapito húmedo en alcohol. En mi caso estaban llenos de serrín y tenían un poco de polvo pero si los vuestros están limpios os podéis saltar este paso 😀

El siguiente paso fue darle dos capas de gesso uniformes y generosas. Ya sabéis que el gesso sirve para sellar los poros de la madera y así no absorbe tanta pintura y el color de la misma se ve más intenso. Hace un tiempo subí al blog la receta del gesso casero, que si no lo has visto te pongo el link aquí para que vayas corriendo a verla. El gesso que yo usé fue el de la receta y lo apliqué con una brocha de espuma.

Con el gesso bien seco, lo lijamos un poquito por arriba para que quede bien lisito y no nos quede ninguna arruga o grumo. No lijéis mucho, solo para que quede liso. Si veis que todavía transparenta mucho, le dais otra capa y volvéis a lijar.

Una vez hemos lijado el gesso y el cuadrito nos ha quedado bien liso, vamos a hacerle unas incisiones a la madera para simular que está construido por diferentes tablillas. Yo en este caso no medí, lo hice a ojo para que pareciera más aleatorio y natural. Además, a cada cuadrito se las hice a diferentes alturas.

Para hacer las incisiones, colocamos la regla y con mucha paciencia, vamos pasando el cúter por encima la madera para hacer el surco. Atención: no hay que llegar hasta el fondo de la madera, sino la partiríamos y no es lo que queremos, con un surco de 2 o 3 mm nos vale 😉 En la siguiente foto te enseño como me quedó a mi.

Pintando y decapando la base de madera.

El siguiente paso es pintar todo el cuadrito del color de fondo que queramos que tenga. En mi caso yo mezclé dos pinturas acrílicas (Rojo Carmesí y Sombra Tostada) para conseguir el color granate oscuro que me apetecía. En este caso también le di un par de capas y las apliqué también con el pincel de esponja. Hay que dejar secar superbien entre capa y capa y después, así que si queréis (y sois ansia viva como yo… jajajaja) os podéis ayudar de la pistola de calor.

Y ahora, atención, lo que vamos a hacer es crucial para que nos salga bien el decapado 😉 Con la pintura granate de fondo bien seca, vamos a poner cera por toda la superficie donde queramos que despues salte la pintura de encima. Para que le de un aire más desgastado (del paso del tiempo) yo puse cera en todo el contorno del cuadrito, en los surcos e insistí mucho en las esquinas. 

Para este fin, si tenéis cera para muebles os irá genial pero sino, podéis usar la cera de una vela. Frotáis la vela por los rincones donde queráis que salte la pintura ¡y listo!

Lo siguiente que vamos a hacer es pintar por encima con la pintura más clarita que hayamos escogido. Yo opté por un blanco roto para que le diera un tono todavía más envejecido. Usé la chalk paint “Rust-Oleum Xylazel” en color Blanco Antiguo. Con todo y con eso, me hubiera gustado un tono un poquito más crema todavía pero no tenía, así que si vosotros tenéis alguna pintura más beige, os quedará todavía mejor!! 😀

Algo que hay que tener en cuenta es que cuando pintamos por encima de la cera y después queremos decapar, hay que dejar secar muy bien la pintura antes de rascar y poner una capa muy finita para que salte con más facilidad, de lo contrario rascaremos y tardaremos mucho en llegar al otro color. Yo suelo usar una brocha de espuma y le doy solamente una capa de pintura en blanco antiguo, pasando el pincel solamente una vez por encima de ese trozo y dejo que se seque muy bien. Hay trozos que no quedan tan bien pintados pero esa es la gracia, al final todavía parece más antiguo.

También es normal que la pintura encima de la cera no agarre y parece que se disocia, ese es el cometido de la cera, así que no insistáis y dejadlo secar así.

Con la capa de la pintura chalk bien seca, vamos a proceder al decapado. Con un taco de lija de grano fino (importante que sea de grano fino, sino rascaremos tanto que nos llevaremos las dos capas de pintura y aparecerá la madera de debajo) o un trozo de papel de lija fino vamos a lijar las zonas del cuadrito que queramos que queden más envejecidas y que queramos que se vea el color granate de fondo.

Cuando decapo, yo suelo hacerlo en las esquinas, los laterales y los recobecos o relieves que pueda hacer la madera. En este caso lijé las cuatro esquinas, los laterales del cuadro y los falsos segmentos que le hemos hecho anteriormente a la madera. Aleatoriamente, también lijé alguna parte del interior del cuadro solo para darle más interés y que no se vieran todos iguales.

Decoramos con decoupage.

Hasta ahora hemos hecho el soporte pero ahora por fin llega lo más diver, ¡vamos a hacer el decoupage! En esta ocasión voy a usar unos papeles que yo misma me he impreso. ¿Como? ¿Todavía no has visto el post donde de cuento como lo hago? Venga, corre, pulsa en este enlace que te mando directo al post para que puedas hacerlo tu también.

¿Te gusta mi imagen? Lee hasta el final que te digo como puedes conseguirla…

Con la imagen que queremos poner en el cuadro impresa, debemos decidir como haremos el decoupage. Yo en este caso opté por hacerlo con la plancha para que me quedara bien liso y sin ninguna arruga, además, así evito que la tinta de la impresora se corra.

Para empezar, recorté el contorno de la flor con el cútter y un millón de paciencia… Para hacer el decoupage con la plancha, puse cola de decoupage en la madera (la cola que yo uso es casera, te dejo la receta aquí) y lo dejé secar hasta que esté mordiente. Cuando el pegamento está mordiente, significa que ponemos el dedo y lo notamos seco pero todavía pega, no está seco del todo y en el dedo no nos queda residuo liquido. Ponemos la imagen encima, con los dedos muy suavemente y des del centro hacia los laterales, pegamos la imagen un poquito para que no se mueva.

Encima de la imagen hay que poner un papel de horno para que no quememos el papel y no se nos pegue a la plancha. Con la plancha previamente calentada al máximo y ¡muy importante! sin vapor, pasamos por encima del papel de horno siempre des del centro hacia los laterales, muy poco a poco. Una vez hemos planchado toda la imagen, podemos pasar la plancha un poco más rápido ¡y voilà! nos quedará nuestro motivo pegadíssimo, super integrado y sin ninguna arruga.

Dadle una oportunidad al decoupage con plancha porque en cuanto lo probéis, nunca más lo haréis de la forma tradicional jajajaja

Para terminar, aunque esto es totalmente opcional, yo os aconsejo darle una capa fina de barniz para que proteja mejor vuestro trabajo. Para que veáis mejor como me han quedado a mi los cuadritos, os dejo una selección de fotos con los detalles ampliados y la totalidad del cuadrito. Recordad que es un set de 4 así que hay 4 cuadros distintos y las imágenes de los mismos son distintas también. 

Espero que te haya gustado mi idea y si te animas a hacer este set de cuadritos, mándame tus fotos para que vea lo bien que te han quedado. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, déjame un comentario más abajo y lo responderé con la mayor brevedad posible. Si no te apetece hacerlos tu mism@, también puedes pasarte por mi tienda de Etsy y yo misma te los haré igualitos a los de la foto 🙂 Te dejo el enlace aquí para que vayas corriendo y compres tus cuadritos.

¡Ah! Y casi se me olvidaba, ¿quieres las mismas imágenes que he usado yo? Pues solamente tienes que suscribirte a mi blog des de este enlace y te las mando gratis en un periquete. Si ya estás suscrito, no te preocupes, con tu newsletter ya te habrá llegado el archivo. Si no es así, contacta conmigo al correo denorteasurscrap@gmail.com o usa el formulario de contacto de la web.

Muchas gracias por tu visita, suscríbete para no perderte nada si todavía no lo has hecho, y como decía Albert Einstein, “La creatividad es contagiosa, ¡pásala!”, así que comparte este post en tus redes sociales para que se pueda contagiar más gente.

Un abrazo, ¡hasta pronto!

Materiales usados:

  • Madera MDF de 20 cm x 20 cm (4 unidades)
  • Gesso casero low cost –> Receta aquí
  • Pintura acrílica Plascolor en color Rojo Carmesí
  • Pintura acrílica Plascolor en color Sombra Tostada
  • Vela (o cera para muebles)
  • Chalk paint “Rust-Oleum Xylazel” en color Blanco Antiguo
  • Papel o taco de lija en grano fino
  • Cola decoupage casera –> Receta aquí
  • Flores impresas en papel de seda –> Enlace para descargarlo aquí y tutorial de como imprimirlo aquí
  • Plancha
  • Papel de horno
  • Barniz ultramate de “La Pajarita
  1. Hermoso trabajo! Gracias por compartirlo.
    Se puede usar madera machimbre de pino, de esas que vienen para encastrar!? Y otra cosa: para el color granate usaste ponturas acrílicas. También puede ser pintura acrílica la mano del blanco antiguo o tiene que ser chalk paint?
    Muchas gracias

    1. Gracias a ti por leerme y seguirme Stella!! Se puede usar la madera que tu quieras sin problema. Por lo que hace a la pintura, yo usé básicamente chalk paint porque me gusta el acabado tizoso y como más antiguo que le da pero evidentemente puedes usar pintura acrilica o la que tu tengas 😉
      Un saludo
      Judith

  2. Hola Judith!!!! Gracias por compartir y detallar el paso a paso, yo recién he iniciado en el pegar la servilleta con plancha y me fascino pero no lo he hecho sobre decapado mi pregunta es si se puso una capa de cera , al planchar no bota la grasa de la cera y mancha nuestro diseño?, gracias por tu atención y saludos desde México 🇲🇽!!!

    1. Hola Pilar!! Que ilusión que lo estés probando!! 😀
      El cometido de la cera es básicamente hacer que la segunda capa de pintura no agarre y sea más fácil el decapado. Si en tu caso no has puesto la segunda capa de pintura, sí, por desgracia vas a echar a perder el diseño de la servilleta. Si no vas a decapar, no hace falta poner cera, ésta se usa únicamente cuando vamos a pintar por encima otra vez para evitar que se pegue una pintura a la otra y que al lijar nos llevemos las dos. Espero haberme explicado bien.
      Sobretodo mándame fotos en mis redes sociales con tu proyecto cuando termines para ver lo bien que te ha quedado 😀 😀
      Un abrazo!!

      Judith

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: