BAUTIZOS, BODAS Y COMUNIONES | BLOG | DECOUPAGE | HOMEDECOR | SAN VALENTÍN

Vela personalizada con foto y nombres

13 febrero, 2019

¿Todavía sin regalo para tu persona especial a un día de San Valentín? Tranqui, te traigo el post que necesitas… ;D Una vela personalizada con una foto vuestra y además, es tan fácil de hacer que solo vas a necesitar media horita. ¿Quieres ver como hacerlo? Sigue leyendo y al final de post, como siempre, te dejo los materiales que necesitas que ya te adelanto que serán muy poquitos 😀

Como os comentaba, si todavía no tienes regalo de san Valentín, ¡don’t panic! Sigue este tuto y ya verás que en un periquete tienes un regalo super resultón y que seguro le va a encantar a esa persona especial.

Mira si es fácil, que en media horita lo tienes preparado y además, vas a necesitar tan pocos materiales que casi lo puedes hacer con lo que tienes en casa.

Y no solo te sirve para san Valentín, a mi parecer es una muy buena opción como recordatorio o regalito para los invitados a una boda, bautizo o comunión. ¿Te apetece verlo? ¡Pues vamos al lío!

Elección de la vela

Lo primero que necesitas, evidentemente, es una vela. Yo te aconsejo que sea blanca o crudo porque así el color del diseño que le pongas encima va a resaltar más.

En mi caso, he escogido una vela cilíndrica que mide 8 cm des de abajo hasta que se empieza a estrechar y 6.5 cm de diámetro.

Elección del diseño

Como es una vela personalizada, obviamente, también vas a necesitar un diseño para personalizarla. Pues bien, aquí, déjate llevar. Puede ser una foto, un texto, papel de arroz decorado, papel de decoupage decorado, una servilleta decorada… ¡¡lo que te apetezca!!

Eso sí, una vez tengas el diseño hay que escalarlo o recortarlo a la medida de la vela.

Si lo que has escogido es un papel decorado ya sea de arroz, decoupage o una servilleta, simplemente recórtala a la medida de la vela y ya puedes seguir el siguiente paso.

En mi caso, yo he querido hacerlo un poquito más personal y he escogido una foto como diseño. En este caso, hay que tener en cuenta si la foto tiene que ser horizontal o vertical en función de lo que mida tu vela.

Si escoges una foto vertical y tu vela es bajita, o le cortas la cabeza o los pies a la foto o quedará demasiado distorsionada. Con lo cual, lo más importante es que escojas una foto acorde a tu vela.

Yo, además de foto he querido ponerle detrás unas letras con nuestros nombres y la fecha en la que nos casamos.

Para hacer todo eso, simplemente he escalado la foto y el texto en un editor de texto (por ejemplo, word) y lo he impreso encima de papel de seda.

Te aconsejo que uses papel de seda o un papel de servilleta blanca porque es más finito y se integra perfectamente con la vela. Si no tienes papel de servilleta, pañuelo de papel o papel de seda, también puedes hacerlo con papel normal.

Como te decía, yo lo he impreso en papel de seda que a mi me parece que es lo que se integra más con la cera de la vela. Si todavía no sabes como imprimir en papel de seda o servilleta, te dejo el link del post en el que te lo enseño para que veas lo fácil que es.

Decoración de la vela

Con todos los materiales a punto, solamente nos queda decorar la vela.

Para empezar, hay que cortar un trozo de papel de horno que nos cubra la vela de arriba a abajo y que nos la envuelva, sobrándole un trozo por detrás.

Ponemos el diseño recortado encima de la vela en la posición que queremos que quede y lo cubrimos con el papel de horno teniendo cuidado de no mover la imagen.

Por detrás de la vela nos tiene que sobrar un poco de papel de horno para que nosotros podamos agarrarlo, que quede tirante y que no se mueva el diseño.

En la foto siguiente, yo he sujetado el sobrante con dos pinzas para que veáis que tiene que sobrar pero es más cómodo si lo sujetáis con la mano porque nos dará más movilidad.

Nuestro objetivo en este punto es que cuando calentemos la vela con la pistola de calor, la capa superficial de la vela se funda y la cera fundida se coloque por encima del diseño haciendo que este quede integrado en la vela y parezca impreso.

Para ello, vamos a encender la pistola de calor (un secador de pelo también os vale) y lo dejamos calentar un ratito para que cuando el calor toque la vela, la funda rápidamente.

Con la pistola de calor o el secador ya caliente, lo dirigimos a la vela, empezado por un extremo y veremos como la cera se funde y parece que el papel de horno se moje.

No hay que quedarse en un punto parados porque se derretiría demasiado cera, así que nos vamos moviendo poco a poco a medida que la cera se funda.

Vamos a parar de darle calor cuando veamos que toda la imagen está como mojada y el color de la misma ya es más vivo. En este punto, apagamos el secador o la pistola de calor, y sin retirar el papel de horno y con extremo cuidado de no quemarnos, pasaremos la mano o el dedo por encima del motivo para acabar de extender la cera fundida y volver a darle forma en el caso de que hagamos fundido de más.

Retiramos el papel de horno ¡et voilà! Si tenemos otro diseño para parte posterior o nuestro diseño era más largo, volvemos a hacer el paso anterior.

Y este es el resultado, ¡No me diréis que no ha sido fácil! Y además queda superchulo.


Además de para regalar, me parece una super opción a tener en cuenta para los regalitos que se les da a los invitados a una boda, comunión o bautizo. ¿No te parece?

Espero que este detalle personalizado te haya gustado y si te animas a hacerlo, mándame tus fotos para que vea lo bien que te ha quedado. Si tienes alguna pregunta o sugerencia, déjame un comentario más abajo y lo responderé con la mayor brevedad posible.

Muchas gracias por tu visita, suscríbete para no perderte nada si todavía no lo has hecho, y como decía Albert Einstein, “La creatividad es contagiosa, ¡pásala!”, así que comparte este post en tus redes sociales para que se pueda contagiar más gente.

Un abrazo, ¡hasta pronto y disfrutad mogollón del día de san valentín y de vuestras personas especiales!

Materiales usados:

  • Vela blanca o color crema
  • Papel de seda con el diseño impreso –> Tutorial aquí
  • Si no usas un diseño impreso: papel de arroz, servilleta decorada o papel de decoupage.
  • Papel de horno
  • Pistola de calor o secador de pelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: